Mientras bailas

Sería capaz de cantar
todita la noche pa’ verte bailar.
Mientras canto voy bebiendo
el aire que dejas al pasar.

Aroma de tu pollera
guarda en mi guitarra para alcanzarte.
Yo te abrazo y la zamba
me roba los ojos para mirarte.

Sería capaz de pedirle a la luna
que baile a tu alrededor
pero le quitarías la luz
sin luna no hay zamba y mi corazón
sin zamba ya no podría
cantarte vidita lo que siento.

Sería capaz de volar
todita la noche con tu pañuelo,
palomita de tu mano
que se escapa y viene a mi pecho.

Milagro de toda zamba
no hay nada que brille como tu cuerpo
cuando bailas tu mirada
alumbra la copla de mi deseo.

Sería capaz de pedirle a la luna…

“Los Coplanacu” no podían haberle puesto palabras más hermosas a esta zamba. Es imposible escucharla, entrecerrar los ojos y deslizarse sintiendo la mirada que nos recorre…

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *