20 atrás…

Palabras para un compañero

No pude reconocer en sus ojos el paso del tiempo, continúa siendo la misma mirada que se pierde en otro lado mientras transcurre la charla. Está ahí, frente a mi recordando, aunque sus pupilas se dilaten buscando en la propia historia. Creo que poco y nada es lo que recordamos de ese tiempo ya pasado… unos PallMall, alguna peña, subjetividades compartidas en un instante de nuestras vidas en el que nos sentíamos adultos. Y no, aún estábamos despidiendo el tiempo de adolecer…

Pasó mucho en nuestras vida es todos estos años. Sin embargo, hay un punto en donde el encuentro no fue fortuito: seguimos sintiendo que las utopías existen y, como vos dijeras, hemos sido coherentes.

Con afecto, Euge.

Esta entrada fue publicada en Instantáneas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *