Discriminación

Marzo, primer día de clase. Se incorpora al grupo una nena nueva que está algo asustada. Después que los padres se retiran de la sala. Sara no suelta mi mano. La presento a los chicos y pido que la inviten a sentarse en alguno de los grupos, en segundos Sara ya está ubicada.
Llega el momento del recreo y veo que Sara está sola, pido a unas nenas que la inviten a jugar y participa del juego sin problemas. Termina el recreo, entramos al aula, las nenas me avisan que Sara llora. Me acerco a su escritorio y le pregunto por qué llora, no responde. Uno de los chicos dice “Es que le dijeron china”. Sara me miró y dijo “Yo no soy china, soy argentina”. Ahí me di cuenta de lo dolida que estaba y, encima, la “portación de cara” la delataba… Con Sara sentada en mi falda hablé con los chicos y fui muy dura. Les dije que no iba a tolerar actitudes discriminatorias entre mis alumnos, así como tampoco iba a tolerar la injusticia y cualquier tipo de violencia. Ninguno sabía que significaba la palabra discriminación, nos llevó un largo rato y muchos ejemplos comprenderlo. Uno de los nenes dijo “Eso se lo dijo un nene del otro grado”. Les hice notar que en ningún momento los había retado sino que les estaba enseñando a ser buenas personas y para eso debía decirles lo que estaba bien y lo que estaba mal más allá de que ellos no estuvieran involucrados en la situación.
Cuando terminó el segundo recreo pedí permiso a mi compañera y nos sentamos en el patio. Comencé contando a todos que habíamos estado hablando sobre la discriminación. Mis chicos comentaron todo lo conversado, los otros nenes aportaron su reflexión. Sobre el final explicité que no me interesaba saber quien había ofendido a Sara pero que estas eran enseñanzas para la vida y había que dedicarles el tiempo que fuera necesario.
Un nene levantó la mano y dijo…
…”Le pido disculpas a Sara por decirle china”.

Publicado en PEL

Esta entrada fue publicada en Educación, Instantáneas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *