Deseos

Cerca estaban las doce, o las cero horas, el segundo cero del 2007, el primer segundo del año…

Un papel y nuestros deseos puestos en palabras. Había que guardarlo, no volver a leer su contenido porque la magia podía romperse. Por estas horas ya comienzan a llegar los mensajes de esperanza para el nuevo año y busqué el papel. ¿Cuáles fueron mis deseos? ¿Se habrá cumplido alguno?

Quiero…
… encontrar lo que busco

… mudarme donde pueda tener mis plantas
… disfrutar de mi tiempo libre
… dejar de fumar

Termino el 2007…
… habiéndome encontrado conmigo misma

… con la esperanza de que “Mapu Noel” al menos me traiga un sol de gelatina para pegar en el vidrio

… encontrándome con PEL

… y libre de humo desde hace 7 meses

La cábala parece haber funcionado. Fue un muy buen año y, parafraseando al flaco digo “quien dijo que el tiempo pasado fue mejor? mañana es mejor”.

Estar en la búsqueda continua puede agotar a veces pero nada puede empañar el disfrute de ser uno mismo.
Seamos felices, si hay una segunda vuelta no la recordaremos.

Presentación

Tendría que abrir el cajoncito de madera para buscar esa palabra pero a estas horas de la noche no puedo. Demasiado alup… para ser cierto… es eso que te estás imaginando y no sólo eso sino más.

Alup era yo a los 20 años cuando comenzaba a estudiar para ser maestra y a convivir con la vorágine de la ciudad.
En una época era tan alup que me sacaba el delantal, naranja en ese entonces, para ponerme la camisa de grafa y salir corriendo a “La Pueyrredón”.

Muy alup soy todos los días con la sonrisa cómplice de mis peques que no dejan ni un instante de asombrarme con sus pensamientos que comienzan a ser palabra…

para-euge1.jpg